Ciclo Indoor

El Ciclo Indoor se define como una actividad aeróbica de alta intensidad realizada sobre una bicicleta fija, en la que se pedalea a un ritmo determinado, trabajando la fuerza, resistencia y velocidad, a ritmos específicos de música, además se trabaja el sistema cardiovascular y tono muscular, lo que ayuda a reducir el estrés y aumentar la capacidad pulmonar entre otras muchas cosas.
Cada clase puede durar entre 45 y 60 minutos, incluyendo el tiempo de preparación y el posterior descenso de pulsaciones a los parámetros normales

Ventajas

Esta actividad tiene ausencia de impactos, con lo que el número de sesiones semanales se puede incrementar con respecto a las clases colectivas convencionales. Además para este entrenamiento no se precisa de una compleja capacidad de coordinación ni equilibrio y la forma de regular la intensidad nos permite compartir la clase con verdaderos expertos.

¿Para quienes?

Para todo el mundo: Se puede adaptar a cualquier edad, sexo o condición física ya que mejora la postura y evita el dolor de espalda, y sobre todo ayuda en la lucha contra el sobrepeso.
Los alumnos principiantes no necesita haber montado antes en bici para empezar a practicarlo.

Lo que me encanta del Ciclo Indoor es que lo puede realizar prácticamente cualquier persona con sobrepeso, edades avanzadas, con ciertas lesiones, pueden practicar sin ningún tipo de problema.

Lo mejor del Ciclo Indoor es que es más motivador al ser una clase colectiva y estar todos integrados en un grupo de personas con los mismos objetivos, energía y afición.